martes, 8 de diciembre de 2015

Perfumes; ¿La solución para ligar más?

Despertar el deseo del sexo opuesto (y no tan opuesto) es una de las ambiciones de la naturaleza del ser humano, por eso nos pasamos horas decidiendo qué ponernos, cómo peinarnos, incluso tomar decisiones influenciadas por este deseo pero, ¿sabías que atraer a la persona que queramos puede ser una mera cuestión de olfato?
Figura 1 Tipos de Colonias


Lo primero que debemos de saber sobre este tema es que las feromonas son las protagonistas de este fenómeno.


Figura 2 Esquema del OVN

Pero... ¿qué son las feromonas? Las feromonas del sexo son sustancias químicas naturales que el cuerpo exhala, y aunque aparentemente no tienen olor, provocan reacciones en el otro a través del olfato. Son sustancias químicas naturales segregadas por nuestro propio organismo (y también por el de los animales), cuyo objetivo es atraer a otro organismo a través de un estímulo olfativo de sus sentidos. Las señales de las feromonas son detectadas a través de un órgano que se encuentra dentro de la nariz y que es llamado Órgano Vomero nasal (OVN). Cuando el OVN detecta la feromona, envía una señal de respuesta sexual al cerebro, transmitiendo informaciones como estados de ánimo y, sobre todo, disponibilidad y compatibilidad sexual.




Aunque segreguemos estas hormonas de manera natural, estas sustancias pueden fabricarse e incluirse entre los componentes de un perfume. Pero esta práctica, por muy sofisticada que parezca, no es nueva: ya en el antiguo Egipto se empezaron a usar feromonas para la fabricación de perfumes. Los egipcios habían descubierto que el sudor contenía sustancias afrodisíacas para el ser humano (sobre todo el de personas sanas y fuertes) y lo extraían de hombres específicamente seleccionados para este trabajo. Una vez recolectado, el sudor era almacenado en tinajas para luego ser mezclado con diferentes fragancias. Curioso, ¿verdad? 

Las tres feromonas más utilizadas en perfumes y que tienen mas éxito son la androstenona, el androstenol y la androstenediona.

Además de intentar atraer el instinto sexual, las feromonas también pueden causar otro tipo de reacciones en nuestro organismo. Dependiendo de los efectos que causan se pueden dividir en:


  • Feromonas liberadoras.
  • Feromonas imprimadoras.

Las primeras tienen un efecto inmediato y suelen provocar un efecto inmediato en el receptor y producen un cambio fisiológico como puede ser la liberación de alguna hormona. (Un claro ejemplo son feromonas sexuales citadas anteriormente). Las segundas, son las que producen un cambio en el estado emocional de un individuo. Este tipo de feromonas están siendo usadas cada vez más en terapias para potenciar cambios de comportamientos.

Después de estas evidencias científicas, muchas empresas de perfumes han aprovechado esta cualidad de las feromonas para producir y fabricar perfumes específicos que despiertan la atracción de quien los huele. Pese a todo esto, se ha demostrado que las feromonas no excitan sexualmente. Esto es así porque lo que hacen es atraer, favorecer el trato social entre ambos, no les excita sexualmente. Pero qué duda cabe que el primer paso es conocerse.

El perfume te identifica ante los demás y constituye un arma perfecta de seducción. Sin embargo, debes de saber cómo utilizarlo y aprender a elegir no cualquier perfume sino el que te pertenece.

Aquí os dejo una página web de perfumes con feromonas por si algún día os animáis y probáis. 


PARA SABER MAS


http://www.eldiario.es/consumoclaro/vida_sexual/feromonas-perfume-sexo-atraccion_0_394761587.html


http://www.ehowenespanol.com/perfumes-contienen-feromonas-como_53999/



REFERENCIAS


Figura 1 Google Imágenes

Figura 2 https://crazysscientists.wordpress.com/2013/01/08/feromonas-las-hormonas-de-la-atraccion/


http://www.muyinteresante.es/innovacion/articulo/innovacion-edarling-perfumes-a-base-de-feromonas-la-ciencia-de-la-seduccion

http://blog.perfumesclub.com/perfumes-con-feromonas-seduccion-por-el-olfato/


https://crazysscientists.wordpress.com/2013/01/08/feromonas-las-hormonas-de-la-atraccion/




Iván Cerezo Iglesias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada