domingo, 6 de diciembre de 2015

MARTE, ¿NUESTRO FUTURO HOGAR?

(1) Marte
Hace tiempo, Marte era un planeta con agua, tierra firme... es decir, los ingredientes necesarios para la posible existencia de vida. El paso de los años junto con terribles casualidades ha llevado al planeta a su situación actual.
Un tema muy tratado en la ciencia ficción es el de devolver el planeta rojo a su espléndido pasado, haciendo posible que los seres vivos de nuestro planeta vivan en él, pero ¿y si esta idea fuese realmente posible?

¿Existe algún motivo para intentar hacer Marte un lugar habitable?
Sí, quizás en un futuro no muy lejano, el crecimiento de la población y la necesidad de recursos naturales podrían crear la necesidad de colonizar nuevos hábitats. Una solución podría ser hacer Marte habitable antes de que el problema llegase a tal extremo. 

¿Cómo se llevaría a cabo este proceso?
Para recrear la atmósfera primitiva, necesitaríamos dióxido de carbono y agua.
Los científicos sospechaban que el dióxido de carbono primitivo reaccionó con elementos del suelo para crear minerales carbonatados. Y, efectivamente, el Fénix (un robot enviado a Marte por la NASA) averiguó en 2008 que parte de la superficie de Marte está constituida por estos carbonatos, tales como el yeso.
En 2002, se encontraron grandes depósitos de hidrógeno (color azul en la imagen) y , en 2008, se confirmó que pertenecían al agua que se encontraba congelada bajo la superficie.