sábado, 15 de noviembre de 2014

Peroles, Paellas, Química y Arqueología.


Podría tratarse de una broma... ¡Pero técnicamente hablando ya es posible datar peroles cordobeses! Todo esto gracias a las investigaciones de un grupo de portugueses y españoles que acaban de presentar una nueva técnica para la datación arqueológica directa de objetos de cobre y bronce. 


Aguamanil valenciano del periodo califal (sobre el 950 d. C. / Isabel Martínez-Lázaro
El nuevo método, basado en la denominada voltamperometría de micropartículas, registra la respuesta electroquímica de dos productos de corrosión que son el cobre cuprita(CuO2) y la tenorita(CuO) del metal a datar. Este método contrasta la relación del primero con el segundo. A más pequeña, más antiguo es el metal. Como sabemos, en la datación histórica normalmente es usado el método de radio carbono, pero este no puede usarse en muestras metálicas. Con otras palabras, la guarrería que acumula un metal es directamente proporcional al tiempo que está sin ser cuidado. Cosa que ya sabía nuestras abuelas, pero ¡Oye! siempre viene bien un estudio químico analítico sobre el tema. Ya no hará falta mirar la fecha de cuando las monedas fueron acuñadas. ¿Un punto positivo del método? Pues que tiene un error de +/- 150 años para muestras de más de 1000 años, por si eres desconfiado. Estos resultados han sido calibrados usando como referencia monedas de varias colecciones facilitadas por el Museo de la Prehistoria de Valencia y el Museo Arqueológico de Xátiva. ¡Ya podían haber usado paelleras! (Homónimo valenciano del perol cordobés) Volviendo al principio, este descubrimiento será un punto de inflexión en la arqueología cordobesa pues, como todos sabemos, existe el dicho “Pega una patada al suelo en Córdoba y saldrán romanos y moros haciendo peroles”. ¡Por fin tenemos el medio para distinguir los de unos de los otros!. 

Desde Medina Azahara hasta Sierra Morena, Córdoba ha sido bañada por siglos de historia y cultura: desde los los tartesos hasta la guerra civil, pasando por la esplendorosa época de Al-Ándalus y por la reconquista. Mas fácilmente de lo que pensamos ciencia e historia se dan la mano, y este ejemplo no es mas que uno, uno de los miles que demuestran que campos aparentemente opuestos pueden fluir juntos como el agua. La multidisciplinaridad es un campo latente y 
aún por explotar. 

Medina Azahara (Córdoba) - www.mezquitadecordoba.org


Antonio Doménech-Carbó, María Teresa Doménech-Carbó, Sofia Capelo, Trinidad Pasíes, Isabel Martínez-Lázaro. "Dating Archaeological Copper/Bronze Artifacts by Using the Voltammetry of Microparticles"Angewandte Chemie International Edition DOI: 10.1002/anie.201404522

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada