martes, 29 de noviembre de 2016



¿LAS HORMIGAS HABLAN? NO, PERO SE COMUNICAN








¿Qué hace esta hormiga que se detiene y levanta sus antenas? Ella no ''escucha'' un ruido sonoro, sino químico, gracias a ...
pequeños receptores en sus antenas. Si la información es interesante, la comunica a sus hermanas emitiendo, generalmente, olores que desencadenan comportamientos de ataque, de huida, para seguir una pista en grupo o en pares, etc. Los contactos de antenas también son útiles para pedir alimento, hacerse seguir o trasladar a toda la colonia.

La comunicación entre hormigas se produce principalmente mediante señales químicas volátiles que reciben el nombre de feromonas.

Las feromonas son sustancias químicas muy variadas producidas por los seres vivos, con el fin de provocar comportamientos específicos en otros individuos de la misma especie. A diferencia de las verdaderas hormonas que son segregadas internamente para regular la fisiología del propio organismo.

Dichas feromonas son producidas y almacenadas por las glándulas exocrinas y pueden de diferentes tipos: glándulas Dufour, venenosas, pigidiales y mandibulares.

Se han descrito diferentes tipos de feromonas producidas por las hormigas, siendo las más importantes las de alarma, territoriales, sexuales y de rastro.

  • Feromonas de alarma: se produce en las glándulas mandibulares. Son muy volátiles, se dispersan rápidamente alcanzando distancias de 60 a 80 cm para alertar de un peligro. A medida que una hormiga percibe esta señal de alarma, produce a su vez la misma feromona y así sucesivamente, produciendo una reacción en cadena. De este modo, toda la colonia puede ser alertada en pocos segundos.Además de alertar del peligro e incluso orientar sobre el lugar del que procede, se puede indicar la distancia relativa a ese lugar.


Como ejemplo, la hormiga tejedora Oecophylla longinoda presenta feromonas con al menos 4 componentes activos, uno de ellos el hexanal, que alarma a las obreras, otro el 1-hexanol, que acelera el movimiento angular y ayuda a orientarla a la fuente de emisión de feromona, mientras que la 3-undecanona y 2 butil-2-octenal, induce a las hormigas a morder. Cada una de estas sustancias difunde a diferentes velocidades en el aire produciendo así una cadena de reacciones coordinadas que consiguen controlar un posible enemigo como sería una hormiga invasora.

  • Feromonas territoriales: estas feromonas son usadas para marcar el territorio perteneciente a la colonia. De esta forma las colonias evitan pelear entre sí. Cada hormiguero presenta un olor característico para diferenciar a sus integrantes de  los de otros hormigueros que incluso puedan ser de la misma especie.


  • Feromonas sexuales: son feromonas de atracción.Las hormigas hembra se sitúan fuera del nido y liberan dichas feromonas para atraer a los machos. A su vez, los machos también puede liberarlas a través de las glándulas mandibulares para atraer a la hembra.




  • Feromona de rastro: esta feromona es producida por las glándulas Dufour localizadas en el extremo posterior del abdomen. Son usadas por las hormigas para ser seguidas bien hacia fuentes de comida o hacia nuevos lugares para construir nidos.

Cuando una hormiga recolectora encuentra una fuente nueva de comida marca el camino con feromonas, las demás siguen su rastro y después lo refuerzan cuando vuelven a la colonia con los alimentos debido a la acumulación de más feromonas. Cuando se agota la fuente de alimento ya no van dejando el rastro, y las feromonas se disipan lentamente.
A continuación, podréis ver un vídeo basado en un estudio matemático donde se demuestra la formación de los caminos de hormigas debido al aumento de la concentración de feromonas.



Este comportamiento les ayuda a adaptarse a los cambios de su ambiente. Por ejemplo, cuando un camino establecido hacia una fuente de alimento queda bloqueado por un obstáculo las recolectoras lo abandonan para explorar nuevas rutas. Si una hormiga tiene éxito, deja un nuevo rastro durante su regreso para marcar la ruta más corta. Las mejores rutas son seguidas por más hormigas, reforzando el rastro y encontrando de manera gradual el mejor camino.





Sin duda alguna en el mundo de las hormigas existe una comunicación muy elaborada que les permite formar sociedades complejas y no cabe duda de que esta es más bien una cuestión de química.


Son un claro ejemplo de cómo en la naturaleza hasta el ser más pequeño puede llevar a cabo acciones de magnitudes gigantescas y perfectamente organizadas.

Publicado por:

Aylén Mª Mata Martín
Javier Fragoso Núñez


Referencias:

[1] http://graficas.explora.cl/otros/metro/metrocom/hormigas.html
[2] http://davidballesteros-divulgación.blogspot.com.es/2014/01/comunicación-entre-hormigas-una.html
[4] http://graficas.explora.cl/otros/hormigas/index.html
[5] https://es.wikipedia.org/wiki/Formicidae#Alimentaci.C3.B3n



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada